Resolución de conflictos

Que levante la mano quién no haya discutido de forma acolarada alguna vez.

Y pongo el adjetivo a “discutir” porque creo que la discusión en sí misma es positiva y enriquecedora… hasta que nos lleva a regañar, que es lo que nos produce dolor, rabia, impotencia… en fin, todas esas emociones que nos limitan y nos alejan de la otra persona, de las posibles soluciones al problema al que nos enfrentamos, y sobre todo de nosotros mismos.

Para evitar que una discusión acabe en regaño, y que podamos enfrentarnos de forma satisfactoria ante cualquier conflicto hay diversas técnicas.

¿Te animas a probarlas en tu próxima “regañina” para que se quede en simple discusión?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s