Creencias Limitantes

Creencias que nos Limitan

No os creáis nada. No importa donde lo leáis, o quién lo haya dicho, aunque lo haya dicho yo, a menos que concuerde con vuestra propia razón y vuestro sentido común – Buda

Según Robert Dilts las creencias son básicamente JUICIOS y EVALUACIONES sobre Nosotros mismos, Los demás y sobre el mundo que nos rodea.

Las creencias son normas que nos hemos creado para poder vivir, son principios de acción sobre los que actuamos como si fueran ciertos y que hemos ido construyendo fruto de nuestra educación y nuestra experiencia. A su vez nuestras propias creencias influyen también sobre nuestra manera de actuar y sobre la experiencia que viviremos en un futuro puesto que conjugan nuestra realidad y sobre ella actuamos.

Por ejemplo, si tengo que buscar trabajo pero en la primera entrevista me rechazaron este hecho puede generarme una creencia limitante: “no soy apto para las entrevistas”, “no soy hábil para las mismas”, “buscan a alguien más joven/mayor” etc., si genero este tipo de creencia, la misma me limitará en la búsqueda de empleo puesto que mi comportamiento probablemente sea el de evitar llevar a cabo entrevistas de trabajo aún siendo la opción más adecuada para lograr mi objetivo: ENCONTRAR EMPLEO.

Muchas de nuestras creencias nos fueron implantadas en nuestra infancia (padres, madres, maestros, cultura, medios). Y fue mucho antes de que fuéramos conscientes de su impacto o de que pudiésemos decidir sobre ellas.

 

Creencias que nos Limitan

No os creáis nada. No importa donde lo leáis, o quién lo haya dicho, aunque lo haya dicho yo, a menos que concuerde con vuestra propia razón y vuestro sentido común – Buda

Según Robert Dilts las creencias son básicamente JUICIOS y EVALUACIONES sobre Nosotros mismos, Los demás y sobre el mundo que nos rodea.

Las creencias son normas que nos hemos creado para poder vivir, son principios de acción sobre los que actuamos como si fueran ciertos y que hemos ido construyendo fruto de nuestra educación y nuestra experiencia. A su vez nuestras propias creencias influyen también sobre nuestra manera de actuar y sobre la experiencia que viviremos en un futuro puesto que conjugan nuestra realidad y sobre ella actuamos.

Por ejemplo, si tengo que buscar trabajo pero en la primera entrevista me rechazaron este hecho puede generarme una creencia limitante: “no soy apto para las entrevistas”, “no soy hábil para las mismas”, “buscan a alguien más joven/mayor” etc., si genero este tipo de creencia, la misma me limitará en la búsqueda de empleo puesto que mi comportamiento probablemente sea el de evitar llevar a cabo entrevistas de trabajo aún siendo la opción más adecuada para lograr mi objetivo: ENCONTRAR EMPLEO.

Muchas de nuestras creencias nos fueron implantadas en nuestra infancia (padres, madres, maestros, cultura, medios). Y fue mucho antes de que fuéramos conscientes de su impacto o de que pudiésemos decidir sobre ellas.

En la visión del coaching ontológico, las creencias son JUICIOS y por tanto no son falsas ni verdaderas. Sencillamente creemos que son VALIDAS para la persona que las emite ya que viven en ella y se manifiestan a través de juicios.

Sin embargo, muchas creencias son compartidas y vividas como si fueran ciertas por la sociedad porque de alguna manera desempeñan un papel social que ayuda a la convivencia:

“debemos ser amables con nuestros vecinos”

“el trabajo duro y el esfuerzo constante son la base del éxito”

En ningún caso, creencia es sinónimo de verdad, pero es totalmente cierta para quién la cree. Las creencias podrán ser, en cambio, potenciadoras o limitantes, en función de aquello que queramos conseguir.

A través del Coaching lo más importante es analizar junto con el coachee, si las creencias en las que asienta sus acciones y decisiones ejercen un efecto potenciador y le ayudan al logro de sus objetivos, o bien si le llevan a limitar las posibilidades de que lo consiga.

Búscate unas limitaciones y, desde luego, serán tuyas – Richard Bach

Las investigaciones indican que la persona media se habla a sí mismo unas 50.000 veces al día. La mayoría de los mensajes son sobre sí mismo y, según los psicólogos, son en un 80% negativos. Cosas como por ejemplo:

“no debería haber dicho”

“no le gustó”

“nunca podré sacar esto adelante”

“nunca patinaré bien”

“el otro equipo nos va a destrozar”

“siempre llego tarde”

Estos pensamientos tienen un potente efecto sobre nosotros. Modifican nuestra actitud, nuestra psicología y nuestra motivación para actuar. Los pensamientos negativos controlan nuestro pensamiento y afectan a nuestro cuerpo de forma negativa: debilitándonos, haciéndonos sudar o provocándonos tensión.

Para poder lograr nuestros objetivos es imprescindible detectar nuestras creencias, cuestionarlas y verificar si son una fiel interpretación de la realidad o si nuestra experiencia, educación, cultura, etc., nos induce a pensar de esta manera.

Pero sobretodo, es importante analizar si esta manera de pensar (creencia) nos está ayudando a lograr lo que queremos o por el contrario nos impide llegar a nuestro objetivo, si esto es así nuestro primer paso será transformar esta creencia limitante en una creencia potenciadora, algo en lo que podamos creer para que de esta manera nuestro comportamiento se alinee hacia nuestros objetivos.

 

RECETAS 

¡Cuestiona tus creencias! Por ejemplo, “siempre me sale mal todo”, pregúntate, ¿siempre? Es importante poner la temporalidad justa a lo que nos acontece, si ponemos el adjetivo siempre nos crea sensación de impotencia, de algo irremediable, en cambio “a veces me salen las cosas mal”, es una frase más amable contigo mismo y te permite generar esperanza de que en una próxima vez puedas tener éxito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s